Ésta es mi habitación

Ésta es mi habitación

Esta habitación ha sido siempre muy quieta, y la risa y el humor que se ha sostenido se sueltan de sí misma como un chiste imprudente mal contado pero revelador, novato y perdido en los azares y destinos de toda verdad.
Una habitación, que si bien será siempre quieta o que si bien tampoco, nunca, promete claridad.
Esta es una habitación que en cada silencio que en ella habita se confunde hasta uno muy profundo…
…con ella…,
como ella misma que evita su propia existencia pero se contiene tan propia.
Una habitación de la cual su mejor humor amarga las risas venideras y llenas de esperanza, risas que se liberan sin previo aviso como el deseo inquietante de un espiritu por sentir libertad.
Una habitación que si quieta ha terminado con la quietud de yo, quien la habita, con silencios de angustia y ansiedad.
En su prolongado momento se espera el mejor chiste, uno sabio que endulce el gesto de mis labios y se grabe mejor en la memoria que un silencio que quisiera no escuchar.

Ésta es mi habitación de la cual no hablo y no lo haré jamás. Una habitación que existe, pero no se deja habitar.

Ésta es mi habitación.

Anuncios