Mes Souvenirs


La ville où je suis né était vraiment petite. Tout le monde se connaissait, cependant tout a changé.Il y avait des animaux partout : des vaches, de cochons, de chevaux… C’était une habitude d’aller à la montagne tous les matins avec mon père pour faire une promenade.

Nous mangions des fruites et de légumes que nous trouvions dans les magasins locaux ou dans les marchés.

Mon père me racontait beaucoup d’histoires à propos de son enfance. Il me disait qu’il avait travaillé dans une ferme et ce qu’il voulait être quand il était enfant. Il avait une petite tristesse et une nostalgie douce. Sa voix devenait lente et profonde.

Chaque fois que nous visitions cette ville j’avais besoin de manger et goûter les fromages typiques qui sont fait là-bas. La dernière fois que j’ai eu l’opportunité de les manger a été avant de venir en France.

Ma mère avait préparé des quesadillas (tortillas avec du fromage) parce qu’elle sait bien qu’elles sont la seule chose que je ne peux pas refuser. Cette fois, mon enfance et les conversations avec mon père formaient comme quelque chose de réellement matériel. J’avais abandonné le présent et je me trouvais à la montagne avec mon père et mon frère.

Maintenant, nous habitons près de la mer, sur la côte Pacifique du Mexique et toutes les images que j’avais eu étaient seulement un instant où je pouvais retrouver mes souvenirs.

Foro Piezas en Centro Cultural Arcelor MITTAL

Foro PIEZAS es un proyecto que busca promover la creación artística innovando en técnicas de expresión. Un acercamiento al teatro, la danza, el cine, el video y la música. Un grupo de actores y artistas que colaboran en el armado de un programa cultural para ofrecerse de manera accesible y entretenida al público en general.

En esta ocasión Foro PIEZAS y el Centro Cultural Arcelor MITTAL se involucraron para ofertar diferentes cuadros artísticos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Plática de Artes Audiovisuales en Escuela

Hace muchos días atrás un amigo me invitó a compartir mi experiencia en las artes audiovisuales en una escuela. Platicamos con los niños la importancia de decidir lo que queremos que exista en el universo que estamos creando: sonidos, colores, formas, ritmos, palabras, expresiones. Analizamos brevemente las diferencias estéticas que existen básicamente en películas animadas, películas de terror y ciencia ficción y cómo se van creando desde una simple idea.

Some days ago a friend of mine invited me to share with kids about my experience in audiovisual arts. We talked about the narrative that is implemented on every kind of movie, such as  the cartoon ones, horror or science fiction films.  We analized how colours, sounds, words, expresions, etc are used according to the needs of any single universe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Entrevista que Nunca se Publicó

luis-armando-sosa-gil-ficm

Entrevista Luis Armando Sosa Gil

¿Qué fue lo que te impulso a querer hacer cine?
Bueno, desde niño siempre quise una cámara y una grabadora de sonido para mi cumpleaños o mis reyes magos, sin embargo nunca tuve una sino hasta la universidad. Creo que siempre quise tener algo con qué registrar lo que pasaba a mi alrededor. Hacer preguntas y contar historias. Igual pienso que todo fue por curiosidad de ver o escuchar una y otra vez y entender lo que estaba pasando en realidad.
Ahora creo que hacer cine viene de mis ganas por mantener algunos recuerdos y contarlos, de transformar emociones en imágenes y compartirlas o hacer que otras personas sientan y piensen lo que yo sentía y lo que me llevó a comprender o aprender de la vida. Creo que eso es lo que más me motiva en realidad, descubrir lo que me ha hecho concienciente de ciertas cosas y la posibilidad de que otros tengan esa misma experiencia como una oportunidad para que tambien vean la vida de forma diferente.

¿Cuál es tu experiencia con el Festival Internacional de Cine de Morelia? ¿Habías participado antes?
Esta es la primera vez que participo y la verdad es que sigo aún muy emocionado desde que recibí la noticia. Estoy muy tranquilo también porque sé que mucha gente lo verá por fin y no serán precisamente mis amigos sino gente que de verdad va a ver lo que se está haciendo actualmente.
Ya sé cómo funciona el festival porque he asistido varias veces como espectador, pero nunca como invitado ni en competencia. Así que lo que más espero es poder ver aún más películas y poder platicar con otras personas que también estan haciendo cine.

¿Qué esperas que suceda con El perro amarrado?
Espero que le guste a la gente y haya conexión. Espero que al terminar la proyección no se les olvide El Perro Amarrado o que cuando vayan a la playa y vean perros se acuerden de mi corto. Jajajaja. Estoy muy conciente del tipo de corto que he hecho y si la gente lo aprecia estaré profundamente agradecido.

¿Qué temas te interesa explorar con este nuevo trabajo?
Lázaro Cárdenas es la ciudad donde yo crecí. Se han hecho películas o videoclips, pero no conozco un trabajo cinematográfico que cuente las cosas particulares que ahí suceden: la playa es sólo una playa más; no es la playa de Lázaro Cárdenas. Este es un corto inspirado profundamente en lo que pasa todos los domingos cuando la gente va a comer a la playa y no quería que un día esto cambie y nadie recuerde eso que la hacía tan especial.
Con la edición conseguí generar emociones en el perro prescindiendo de la música y tratar el tema de la libertad y los deseos descubrir nuestro alrededor surgieron de ver a un perro amarrado y darme cuenta que así como los perros, los hombres que son libres ya no aprecia de la misma manera el mundo como quien está atado. Quería explorar la percepción sonora y el perro fue el elegido para desarrollarlo desde su punto de vista.

Cuéntanos un poco sobre el proceso de producción ¿Cuanto duró el rodaje? ¿Cuántas personas participaron? ¿Qué cámaras utilizaste? Presupuesto aproximado para realización del cortometraje
La grabación del corto fue durante tres dias a lo largo de varios meses y mucho trabajo de edición. Muchisimas versiones para que se contara de la mejor manera y respetando lo más que se pudiera el lenguaje de cine.
El corto lo empecé grabando yo solo con un iPod al ver que un perrito iba a ser amarrado y él no quería. Así que fue inmediato, no había tiempo para planear tomas y sabía desde ese momento, antes de grabar, que todo empezaría con un estilo documental o video amateur y luego esta narrativa iba a evolucionar a tomas más precisas y sonidos más nítidos.
En los siguientes días de grabación y edición se sumó mi mejor amiga, Fernanda Mandujano, que me asistió y otra amiga, Carime Esquiliano, que es productora de cine y siempre nos acompañamos en los proyectos. Luego mis amigos en facebook se sumaron para que El Perro Amarrado tuviera su DCP y se pudiera proyectar en Morelia. Nunca pensé que este corto tendría tanto apoyo. Sigo sorprendido.
Para grabar usé un iPod, una camara compacta y otra semiprofesional para audio y video.
No sé quién es el dueño del perro. Sólo lo grabé un día y nunca más lo volví a ver. Una veterinaria me prestó una cadena para hacer otras tomas y planee tomas subjetivas del perro para poder seguir hablando de él sin que apareciera.
El corto no costó en realidad, pues el equipo ya lo tenía. Quizá la gasolina o la luz, pero de eso no soy conciente. Y el DCP que se fondeó a través de mi facebook con mis amigos y costó casi 6 mil pesos y unas noches sin dormir pensando cómo terminar El Perro Amarrado jajajaja*.

¿Qué puede esperar la audiencia de tu proyecto?
Una experiencia visual y sonora de lo que un perro podría ver y percibir estando en el mar. Los amigos que lo han visto han hablado bien de él, pero son los amigos. Quizá entre tantos cortometrajes la experiencia sea diferente.

Desde tu primera participación en el Festival a este año ¿Has notado cambios importantes en la producción cinematográfica michoacana?
Nunca he participado. Y me alegra que hayan aceptado El Perro amarrado. El interés por conocer historias de otros lugares de Michoacán y no sólo de Morelia es muy bueno, pues abre el universo de posibilidades para contar otras cosas que no sólo suceden en las capitales.

¿Algún momento favorito que hayas vivido en el Festival?
Siempre estaré muy feliz de ir al Festival de Morelia porque he podido hablar con mis directores favoritos y he conocido muchas propuestas que aunque no son famosos me han inspirado profundamente. Sin duda alguna, asistir a Morelia es como ir a refrescarse emocionalmente, tantas películas y tantas historias.