A LOS OJOS DE DIOS Y EL SACRIFICIO DE TARKOVSKY

https://garaycochea.files.wordpress.com/2012/11/leonardoadoracionmagos_grande2.jpg?w=364&h=389
Notas tomadas del texto de Peña:
1.-Si pudiera preguntarse de modo legítimo qué es importante a los ojos de Dios, creo que no sería temerario afirmar que considera las cosas de modo diferente a como lo hacen los hombres. Me resisto a pensar que Dios esté interesado en los hechos consignados por El Mercurio o el New York Times, vea la historia como los hombres comúnmente la valoramos o seguimos, esté pendiente de la entrevista de Bush con Gorbachov o considere relevante aparecer en televisión. Lo que Dios ve y valora no son los acontecimientos tal como quedan registrados en los manuales de la historia o en las principales publicaciones, sino la historia íntima, oculta pero real, que se desarrolla en el corazón de los hombres: los actos de generosidad y egoísmo, esos
actos verdaderamente libres y propios donde el peso de la libertad es el amor. Esos actos libres -a nadie se le puede obligar a amar-, sabiendo que cuanto mayor es el amor que se tiene mayor libertad se posee, son los decisivos. Sobre todo lo que ve y juzga son las decisiones forjadas en el núcleo íntimo y personal, ya sea del libre don de sí o del repliegue egocéntrico en la autoafirmación.
2.- La libertad es un don que se posee para permitir al hombre la experiencia del amor, y el amor es la experiencia de depender, de encontrar la libertad en el pertenecer a otro. Ser libre no es ser independiente, sino depender de aquello que se ama.
3.- El que cree se torna un extranjero, un demente a los ojos del mundo.
4.- Todos los hombres y todas las civilizaciones, cualesquiera sean su situación y el momento histórico en que se encuentran, deben responder a ese regalo único y crucial, la revelación, totalmente asumida en la persona de Jesucristo (“En El habita corporalmente la plenitud de la
divinidad”), que fue posible gracias a la libre respuesta de María. El Fiat o el Non Serviam son las dos únicas respuestas que caben ante el acontecimiento que sitúa a cada persona del género humano en una misma en crucijada.
5.-Los acontecimientos no son sucesivos sino simultáneos y contemporáneos, de manera absoluta. Pareciera que los acontecimientos se desplegaran bajo nuestros ojos como en una tela sucesiva, pero sólo nuestra visión es sucesiva.
Continuar: En torno a el Sacrificio de Tarkosvky por Jorge Peña. http://www.cepchile.cl/dms/archivo_1734_1286/rev46_pena.pdf
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s