Nuestra Última Vez

https://i1.wp.com/elbucaro.blogia.com/upload/20051205133641-parejapaseo.jpg

NUESTRA ÚLTIMA VEZ

Una noche se va el paño de tu vista
y entonces miras
y entre más miras desapareces.

La cosa se apropia
y pierdes forma.
Sí, eso.
La cosa te envuelve con su forma.

Hoy no hay luna
y aún así te sientes expuesto.
Pides a la cosa te devore dentro de ella.
Laten las sombras y dejas, ahí, de oír sus pasos.

Volver a casa.
Los pasos.
Pides a tus pasos sea corto.
Qué sospecha.
El primer paso deja ser emotivo para ser hastío.

¿Acaso seré yo el demonio mismo?

Lo extraño de vuelta al hotel.
Tu cercanía suficiente.
No recuerdas el regreso,
pero yo nos cuidaba y nadie decía nada.

Corriste arriba.
Y oculto hasta tu silencio,
te busqué,
te encontré,
pero nunca me dejé de sentir perdido.
Mi consuelo verte al piso.

Al final del arcoíris tu casa.
Celebrabas sin saber dónde te encontrabas.

¿Qué hacía yo a tu boca que tanto balbuceaba?

En el azar no hay nada qué perdonar.

La noche en sombra te robó el corazón.
Mírate en la luz de una lámpara que ilumina.
Sólo este artificio te quita un miedo infantil.

¿Con qué te consuelas
que lo que yo he usado de nada ha servido?

Melancolía. Melancolía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s