COMPAÑERO MÍO EN ‘EL LOCO’ DE GIBRÁN JALIL GIBRÁN

https://luissosamx.files.wordpress.com/2012/04/384731_234494309957358_145479798858810_571695_60037421_n.jpg?w=300

COMPAÑERO MÍO
en El Loco de Gibrán Jalil Gibrán

Compañero mío…, yo no soy lo que aparento ser. Mi semblanza exterior es sólo un traje que llevo puesto: un traje hecho con sumo cuidado, que me protege de tus preguntas y a ti de mi indolencia.
El “yo” que hay dentro de mí, compañero mío, habita en la casa del silencio, y continúa allí inadvertido, e inabordable por siempre.
No quisiera que sólo te conformaras con lo que digo, ni que fiases en lo que hago, ya que mis palabras no son otra cosa que tus propios pensamientos, hechos resonancias, y mis obras son tus propias creencias en realización.
Cuando exclamas: “El viento sopla hacia oriente”, digo: “Sí, invariablemente sopla hacia el oriente”; pues no quiero que notes entonces mi pensamiento no mora en el viento, sino en el mar.
No alcanzas a comprender mis navegantes pensamientos, lo cual no me interesa. Prefiero estar solo en el mar.
Cuando para ti es de día, compañero mío, para mí es ya de noche; no obstante, hablo de la luz del día que baila en las montañas, y de la penumbra purpúrea que se abre camino en el valle; pues tú no puedes escuchar los cánticos de mi oscuridad, ni puedes tampoco ver mis alas que se agitan hacia las estrellas, tampoco me interesa que escuches ni veas lo que pasa dentro de mí, prefiero estar a solas en la penumbra.
Cuando tú asciendes a tu Paraíso, yo bajo a mi infierno. Y aún así, me buscas a través del abismo infranqueable que nos separa “¡Amigo! ¡Compañero!” Y te respondo: “¡Amigo! ¡Compañero!” porque no quiero que veas mi Infierno. Las llamas te cegarías, y te asfixiarías con el humo. Y me gusta mi Infieno; lo amo tanto, que no dejaré que lo visites. Deseo estar solo en mi Infierno.
Tú quieres la realidad, la Belleza y la Justicia; y yo, por agradarte, digo que está bien, y aparento que amo estas cosas, pero en el fondo de mi alma me mofo de tu amor por estas corporaciones. Sin embargo, no te dejo ver mi risa: prefiero hacerlo a solas.
Compañero mío, eres bondadoso, prudente y sensato; es más, eres perfecto. Y yo, a mi vez, dialogo contigo con sensatez y prudencia, pero… soy loco. Sólo que disfrazo mi locura, prefiero estar loco, a solas.
Compañero mío, tú no eres mi amigo. Pero, ¿cómo te haré entender esto? Mi camino no es el tuyo, y, sin embargo, caminamos juntos, tomados de la mano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s