EL ECO DE SU SILENCIO

https://luissosamx.files.wordpress.com/2010/12/eco.jpg?w=225

EL ECO DE SU SILENCIO

Alguien me preguntó: ¿Cómo eres?

No supe que responder. No sabía si me hablaba por lo que era al momento, porque ese momento iba pasando y dejaba de ser yo y entonces le mentía. En otro instante pensé que me preguntaba en lo próximo a ser y no supe leer mi futuro y no respondí. Seguí callado. Pensé en hablar de lo que fuí y sería más honesto, pero mi respuesta no correspondería a su pregunta en presente que en realidad me ausentaba y me volvía a mi historia.

Respondí con un grito de desesperación. No supe más qué hacer. Eso era yo, el concepto desesperación siendo en mí. Esa persona huyó.

Me quedé callado y en silencio. <Si al grito que soy> pensé que asustaba, entonces  me era un terror inmenso intentar hablar de eso que soy <luego podré hablar de él.> de ese que fuí. <Mientras, no.> ¿Y qué hacer ahora que me quedé mudo?

No hay quien  guste no hablar de sí. No hay quién lo diga y sea más honesto que lo que se idea ser.

Corrió ese Alguien y sin siquiera compartir mi tiempo que le dejé en espera de lo que intenté decir.

El único consuelo que me queda ahora aquí parado es que se haya asustado, no se haya dado cuenta que mi grito no fue hacia él, sino un sonido sin eco que volviera con la respuesta. Fue mi grito su miedo que le contó a su recuerdo que fué.

Alguien me preguntó: ¿Cómo eres?

No supe que responder. Dije: buena onda, feliz, amigable… y me sonrió.

Así soy, el intangible eco de su silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s