ESTADOS UNIDOS, AMÉRICA LATINA… Y LA NUEVA POLÍTICA.

Introducción
¿Qué pasaría si en una mañana despiertas; tu desayuno no está en la mesa, la casa parece estar “más ordenada” pero no encuentras tus objetos personales para salir a la escuela, enciendes la televisión y hay canales restringidos, si intentas llamar y no tienes señal, pero escuchas <<su llamada será monitoreada por seguridad.>> y luego <<número restringido>>. Revisas el refrigerador y encuentras un post-it que dice: Llámanos [incluyen un teléfono que conoces pero algo de él te produce hesitación]. Marcas esperando entre en línea y escuchas un menú: “Si desea hablar con sus padres, marque 1; si desea hablar con sus amigos marque 2; si desea…”. Prefieres no seguir escuchando y presionas 1. <<Buenos días>> ¡no es la  voz de tu mamá… ni de papá!

Has descubierto que no son tus padres. Con el tiempo entiendes que debes iniciar una nueva comunicación, hay nuevas “reglas de casa” incluyendo horarios, actividades del día, un futuro planeado por el bien del país; tus padres fueron impuestos por el Gobierno. ¿Y qué pasará con tus vecinos? ¿al otro lado del mundo están igual que tú, perplejo(a)?

He decidido comenzar este análisis crítico con una pequeña historia, no es el fin de desahogar mi lado literario que quizá no concuerdes en ello, pero sabemos ambos que no nos gustaría que se metan con nuestra familia y, dos, menos que nos cambiaran nuestros planes de manera inesperada. Entonces yo me pregunto: ¿qué pasa ante la situación que vive América Latina y su dependencia tan marcada e importante, tanto, que afecta sus sistemas políticos, su soberanía, ergo, su democracia y su libertad para tomar decisiones?

En este ensayo haré un análisis ordenado según va redactando James D. Cockcroft en “La nueva política de América Latina y el reto para los responsables políticos de Estados Unidos” (Cockcroft, 2001: 21-81), repasando los modelos políticos y su importancia en la relación Estados Unidos-América Latina, para modificar sus sistemas de gobierno directa o indirectamente através de la dependencia económica creada a lo largo de la historia, qué es lo bueno o malo que se ve en la nueva política de la cuál habla el autor y cómo Estados Unidos podría, o no, resultar ajeno a los problemas de América Latina.

El tiempo dirá qué…
Sería bueno comenzar a definir qué es un sistema para comprender los principios de estructuración de un modelo político, y sobre el cual Immanuel Wallerstein argumenta que “los únicos sistemas sociales reales son, por una parte, las economías relativamente pequeñas, altamente autónomas, de subsistencia, que no formen parte de ningún sistema que exija tributo regular; y, por otra parte, los sistemas mundiales” (Wallerstein, 1979: 490), y sobre esa autonomía de la cuál habla yo podría sugerir una pregunta que al final podrá ser respondida. ¿Qué razones tenía Estados Unidos al intervenir en otro sistema al enviar militares a países suramericanos? Y sobre esta pregunta se podría hacer un completo análisis.

En 1930 los países latinoamericanos iban despuntando sus economías, ese mismo año  se da la gran depresión y las empresas comienzan a tener problemas para seguir produciendo y mantenerse en el mercado, fueron razones por las que se abre la posibilidad a inversiones privadas y algunas extranjeras –como ejemplo mexicano, durante el Porfiriato-, pero que al final en su mayoría sería beneficiados los dueños de estas empresas y las transnacionales, las que exigían más producción a menos salarios para “enfrentar” las deudas nacionales que se estaban generando.

¿Cómo estos países, como Estados Unidos, con empresas transnacionales –el caso de las bananeras en Guatemala- vienen a “rescatar” una economía que ellos mismos hundieron y que además acusan de comunistas a sus políticos por querer nacionalizar lo mucho o poco que les queda? ¿qué tanta es la hipocresía que se vela en este intervencionismo que atemorizaba a las poblaciones?

Dice el autor que sólo pueden haber dos sistemas: capitalista o socialista. Estados Unidos, un país de potencia y con ideología de proteger utilidades, defendía su intervencionismo con el discurso de ayudar a estos países subdesarrollados –implícitamente: comunistas, socialistas, de economías retrasadas- incorporándolas al primer mundo, al moderno y la industrialización, propósito que fue logrando, pero en su modernización ignoró a las sociedades tradicionales, paternalistas, que necesitaban un líder para hacerlos progresar, a los campesinos que se vieron afectados con la introducción de las agroindustrias (la Revolución Verde de 1940 en México).

No podemos olvidar que la producción en grandes cantidades genera en el costo de venta un reducido precio al cliente, que sin dudar será elegido, y como mencionaba antes, las grandes empresas serán beneficiadas, su poder sobre el mercado le dará poder fáctico, los empresarios serán un punto importante en las decisiones… se irá formando una oligarquía a la que pertenece sólo la gente con símbolo económico. Los campesinos sólo se verán en la necesidad de tener un gobierno que les de su canasta básica y ordenes para poder trabajar; se vuelven una sociedad sin alimento ni voz, son la parte más baja de una jerarquía de poderes: ¡se ha creado una dependencia económica hacia los poderes, entre los cuales se filtra la figura extranjera, Estados Unidos!

Cockcroft comenta en su redacción que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, de la ONU (CEPAL), es importante crear dentro de las propias naciones una producción nacional, lo que le irá dando independencia. Pero… ¿cómo dejará de ser dependiente si aún no terminan de pagar la tecnología adquirida y sus licencias?

Montoya, sobre lo anterior, opinaba que habían estrategias para erradicar la pobreza…

…como es el caso de la liberación del comercio, lo cual no sólo proporcionaría un centro de inversión en aquellas regiones rezagadas, sino que además logrará crear un desarrollo económico paulatino: construcción de carreteras y caminos, centros de salud, centros educativos, comercios, entre otros. (Montoya, 2007)

y yo opino que siguen siendo propuestas ideológicas. ¿cómo sostener a una economía nacional, y competir con las transnacionales cuando su producción es alta y sus costos bajos, y la de un campesino es manual, por temporadas del año, ergo, precios elevados comparados con las industrias? ¿porqué las carreteras en México se hayan bajo inversión privada? ¿porqué existen deficiencias educativas y de salud? Porque nuestros campesinos (mexicanos), cuentan con grandes recursos para competir contra el mercado capitalista monopolizado y colocar su cosecha directamente en una tienda de autoservicio –WaltMart-. Aclaro: es una irónia (nunca falta quien lo saque de contexto).

¿Podrían surgir los países de economías bajas a un mercado absorbido por las empresas transnacionales, la mayoría de EUA? Aún cuando sucedió en Rio de Janeiro la Cumbre de la Tierra (en 1992), es ilógico creer que éstas empresas dejarán que surjan otras y que sus mercados se les sean vetados…

…no puede darse el caso de que todas las entidades sean igualmente fuertes. Porque si lo fueran estarían en condiciones de bloquear  el funcionamiento efectivo de entidades transnacionales cuyo centro estuviera en otro… Tampoco puede darse el caso de que ningún aparato de Estado sea fuerte. Porque… los estratos capitalistas carecerían de mecanismo alguno para proteger sus intereses, garantizar sus derechos de propiedad, asegurar diversos monopolios, distribuir las perdidas entre el conjunto de la población. (Wallerstein, 1979: 499)

¿Habrá una pregunta sin responder, si Wallerstein concluye lo que he explicado? ¿Intervención de EUA en Latinoamérica? Respuesta: Estados Unidos Capitalista… ¿capitalista democrático? Respuesta: ¿”…daba a la gente, que solía quedar excluida del sistema de poder, una voz…”(Cockcroft, 2001: 37)? Muchos opinaríamos que no.

¿Unificar América Latina?

…no se construye una identidad a partir de la nada. Se construye sobre lo que se encuentra, en términos de lenguaje, religión, y estilos de vida distintos… la homogeneidad y la pasión lingüísticas y religiosas son creaciones sociales que no pueden ser justificadas por simple continuidad de tradiciones eternas. Son creaciones sociales forjadas con dificultad en tiempos difíciles. (Wallerstein, 1979: 497)

La idea no era tan descabellada al final, pero ¿qué pasaría con todo eso que acompleja a la identidad de una nación: “la geografía, la raza, la etnicidad y la cultura”? (Cockcroft, 2001: 42), todo eso en común y diferencias que tenían en aquél tiempo cuando se planeaba hacerlo, unificar América Latina: los grupos indígenas o mestizos, los mundos económicos (del primer mundo al cuarto mundo), la complejidad de las deudas adquiridas, las formas de gobierno –un Cuba socialista,  países muy democráticos y otros no tanto-, los regímenes militares, los que vivían en la paranoia de una 3ra. Guerra Mundial, los grupos: socialistas, pluralistas, cristianos…-, el conjunto de tradiciones, la concepción de derechos humanos –“hay ciertos derechos que pertenecen a todo ser humano (libertad de culto, de expresión, de adquirir y poseer propiedades, libertad de no ser castigado con las leyes retroactivas o con procesos injustos, etc…) y que un gobierno no puede eliminar” (Schettino, 2002: 54)-, tecnologías, planes de salud y educación, todo este conjunto del que explica Cockcroft, debía ser evaluado y no sólo dejarse llevar por el impulso de unificarse para competir ante los problemas económicos y de intervención política que le debían principalmente a Estados Unidos; una idea muy ideológica (valga da redundancia).

Por otra parte, la Iglesia, como siempre, buscando un lugar político que no le falló, busco y encontró espacios en las familias de élite, condenaba toda injusticia social. Se identificaba el grupo de la Teología de la Liberación que fue criticada por el Papa Juan Pablo II, una crítica en la que se puede ver la el lado de establecimiento en el orden social y el aseguramiento del poder, para que una economía y política (a su favor, que no era el comunismo) se estuviera dando y quitarse de problemas revolucionarios. En El Salvador se llegó a leer: “Sé patriota, mata a un cura”

Nueva Política
Luego de terminar la Segunda Guerra Mundial con el movimiento de revoluciones contra dictadores; una fuerza obtenida en los grupos por la confianza del derrocamiento de autoritarismo, fue el desarrollo de una nueva cara a la moneda en la cultura política, dejando aspectos viejos que modificaron la corrupción, el paternalismo, los niveles de jerarquía patrón-cliente, y la repartición equitativa de bienes, pero que al mismo tiempo representó el silenciamiento de reporteros através de la muerte, se desarrollaron nuevas técnicas de tortura y por lo mismo la búsqueda por la defensa a los derechos humanos, la participación de pobres, indios , campesinos, mujeres, homosexuales y jóvenes que buscaban mejores salarios, y cansados del autoritarismo se fue integrando la experimentación de nuevos métodos como el socialismo, populismo, nuevas reformas y revoluciones. La nueva política que no duró mucho y se cayó, como todo –después de servir se acaba-, con una iglesia izquierdista que había desaparecido, los jóvenes se vieron sometidos en drogas, delincuencia, migración por mejores salarios y por que el nivel de tortura y persecución había evolucionado; Estados Unidos se involucró en ello, apoyando a militares latinos.

Amnistía; Estados Unidos
El capitalismo guarda múltiples sistemas políticos y una competencia por evitar tener una oposición. La paranoia de Estados Unidos por reprimir con la tortura y desapariciones las disensiones y reformas que iban surgiendo se hicieron más notorias, además apoyó financiando a gobiernos o movimientos que no fueran democráticos (llegó a derrocar gobiernos como el de Jacobo Arbenz en Guatemala en 1954 o a Salvador Allende en Chile en el año de 1973, intervino la República Dominicana, en la Revolución Cubana y Guerra de Vietman) rebasando los derecho humanos con el fin de abastecerse –EUA- de materia prima para sus intereses, sin ser los países amenaza comunista. El extremismo llegó a ser tan grande que America Latina plantó en este país odio y desconfianza, sobre todo por hacer de los latinos, militares más agresivos.

Si llegó a participar activamente contra movimientos y desestabilización, también se mantuvo al margen de otros enfrentamientos para no cargar con más títulos de culpable, esto último contradecía al Destino Manifiesto que les planteaba poblar al mundo como una voluntad de Dios y proteger a América Latina de toda invasión; Woodrow Wilson (1916) decía  que haberlos financiado, les dictaba la responsabilidad de protegerlos.

Más que una intervención bien intencionada a otros países, se dirigió en pro de sus garantías capitalistas, y la estrategia de mantener la deuda era: importar recursos de países subdesarrollados y exportarle tecnología cara, que, como explica Wallerstein estaba dejando su marca: “La marca del mundo moderno es la imaginación de sus beneficiarios y su refutación por los oprimidos” (Wallerstein, 1979: 502).

Refiriéndome a Cockcroft, Estados Unidos no pude negar estar involucrado en gran cantidad de problemas latinoamericanos, pues más que ser una solución para los países americanos, se volvió una amenaza, una amenaza que no viene de otro continente, sino una gran amenaza que radica en el Norte de América.
_______________________________________
1.- Cockcroft, James D.  (2001) América Latina y Estados Unidos: Historia y política país por país. México, Siglo XXI.
2.- Montoya, Fernando (2007). “Pobreza y derechos humanos.” en Estudios [En Línea] No. 90. Otoño 2009, ITAM, disponible en: http://estudios.itam.mx/anteriores/numero90.html [Accesado el día 12 de diciembre del 2009]
3.- Schettino, Macario (2002) México. Problemas sociales, políticos, económicos. Prentice Hall. México.
4.- Wallerstein, Immanuel (1979) El moderno sistema mundial. Siglo XXI. México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s