INOCUA SOLEDAD

[Celeste(s).jpg] https://luissosamx.files.wordpress.com/2010/06/10123425-10439057.jpg?w=300

INOCUA SOLEDAD

Hay una brecha que separa nuestro entendimiento al razonamiento humano.
Hay tanto que se sienten, se ven y quisiera pasarse a un papel, y… y nada.
Es como una licuadora remoliendo el estómago de una inmensa ansiedad por externarlo.
Sé que lo siento, sé lo que quiero poner… más no como lo es.

Hay cuánto te olvido.
Ah!… cuándo te extraño.
Ha dónde lo hago.
Eh! cómo lo hago…
He, quién eres.

Una cercanía al apapachamiento de la exactitud de lo dicho.

¿Porqué lo quieres decir?
¿Es necesario?

¿Necesario?
¿Necesario para quién?

Lujuria y deseo…
necesidad y consuelo…

Where are you?
Are you playing with me?

Miles de kilómetros, miles de kilómetros…

¿A dónde se va lo no-dicho?
Qué reguarda y resguarda el vacío al intento de una inclusión.
Como tartamudear y dar misma intensidad a cada fonéma,
inventar e imaginar un nuevo lenguaje que abarque la simplicidad de lo querido decir,
mas quedan huecos y una franja en vértigo que sucumbe a la emoción y el sentimiento.

¿Rellena el razonamiento?

El lenguaje hace añicos al pensamiento.

¿Qué actor?
¿Qué poéta?
¿Qué pintor?
¿Qué literato?
¿Qué cineasta?
¿Qué fotógrafo?

Puro y sencillo, sin mantequilla ni mermelada; sin sal ni azucar…
Un lenguaje descompuesto por una fuerza natural de volver al inicio,
precario presentimiento de zozobra, efímero desasociego,
Bienaventurados aquellos que creen sin haber visto, de ellos el reino de los cielos.

¿Es la distancia o la palabra?

Una moneda o miles de ellas que cumplan el deseo sucumbido a una vuelta del pasado,
una vuelta de tuerca que tumbe el pivote, acabe con el infierno de la incompletitud hablada.

¿Porqué me escribes?


Escribo para no olvidarte,
escribo para no molestarte,
escribo para decirte lo que no me permites hacer…
lo hago porque es única forma en que no lastimo el lomo,
lo hago porque es la manera en que me acerco y me alejo de ti.


Qué de tu pecado de pensarte
ve mi insaciable turbulenta otredad,
figura siluetas de cartón e ilumina el sendero que se pierde.

Duchas de sudor,
bañado en el alcohol,
pérdida de tí…
…de tu corazón.


Se compone la afonía de una danza al tú por tú,
bajo la sombra y la sonrisa angelical, ¡báilame…!
Se compone la afonía de una danza al yo por yo,
en donde florecen espinas de rosales, ¡quiéreme…!
Se compone la afonía de una danza al tú por yo, del yo por tú… ¡ámame!

Un pecho ligero,
un vientre pequeño,
unos ojos razgados que desaparecen al anochecer.

Templanza mal-obrada,
labios sin limón,
unos ojos de canica que brillan aún sin sol.

Objeto de deseo,
impulso de creación,
unos ojos de pradera que inspiran al amor.


Será un jamás,
será ilusión,
seré quien fallezca en escombros,
quien fallezca a falta de compasión.

Habrá el día en que la nueva versión del texto induzca al mendigo y acompañe al sacerdote a componer una linda melodía de paz para la navidad; un otoño que alegre y contemple la escaces del humano, lo converja a convidar de su felicidad; que al pasar el año, no vuelva a donde soñó empezar; y, no se disimule, así mismo, la asunción de su inocua soledad.

Tenemos mucho qué aprender,
tenemos mucho qué amar…

[We have] so much to learn,
[we have] so much to love…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s