MATURANA VS FREUD: AMOR COMO BASE SOCIAL

https://i1.wp.com/blogs.aldeaw.com/reciencasada/files/2009/05/amor.jpg https://i0.wp.com/www.catdem.org/cat/blogs/decidir/img/sociedad-civil.jpg https://i1.wp.com/blogs.aldeaw.com/reciencasada/files/2009/05/amor.jpg
MATURANA VS FREUD: AMOR COMO BASE SOCIAL

En algún momento de vida, en mis desarrollos de investigación sobre sociología y comunicación encontré en escritos -que no me fueron posibles recuperar para citar- y que aún recuerdo, a un teórico que afirmaba considerar al Amor como base de una sociedad. He aquí la cuestión, más que refutar sus ideas planteo reforzarlas con teorías freudianas.
Humberto Maturana, reconocido por su introducir el concepto de autopoiesis y sus aportaciones a la comunicación como a la sociología, plantea que la base de todo es el amor, es éste quien mueve a una sociedad. ¿Es esto verdad para Freud? ¿Cómo plantearía esto el padre del psicoanálisis?
En el libro Psicología de las masas Freud establece un claro enlace que establece del individuo para una masa. El individuo, como tal, en su instinto por conservación existen procesos narcisistas de los cuales podría prescindir, más no lo es del todo.
Otra pregunta a resolver, entonces, es: ¿Porqué se da un aislamiento del individuo en tanto la sociedad? Queda a responder con otra pregunta: ¿En qué momento de convivencia del individuo con la masa decide aislarse?
Una masa es considerada, peyorativamente, no-pensante, destructora de psicologías individuales, una borregada donde todos hacen y piensan lo mismo. La causante de la irresponsabilidad de sus pertenecientes a causa de existir “…sin que ninguna instancia racional intervenga para juzgar hasta qué punto se adaptan a la realidad sus fantasías.” (Freud, 2008: 15) Hasta qué punto la masa debe dar a sus individuos la sumisión por responsabilidad.
Es entonces cuando hay los recursos fundamentados en planteamientos de teóricos que nos dan respuesta:

Por lo que respecta a la producción intelectual, está, en cambio, demostrado que las grandes creaciones del pensamiento, los descubrimientos capitales y las soluciones decisivas de grandes problemas no son posibles sino al individuo aislado que labora en la soledad. (Freud, 2008: 20).

Es la “estructura libidinal” (Gerber, 2005: 67) del sujeto, la búsqueda por lo afectivo, lo que se comprende como “los instintos relacionados con todo aquello susceptible de ser comprendido bajo el concepto de amor” (Freud, 2008: 28). Es decir, de manera intrínseca e innata, como plantea Platón en sus Diálogos, de ser humano fue dividido –siguiendo un mito griego- y ahora anda por el camino de la vida buscando su media naranja que lo complemente, lo que lo lleva a buscar un lugar un dónde pertenecer. Maturana por otro lado plantea sobre los acoplamientos de organismos para reproducción como “absolutamente necesarios para la continuidad del linaje en los organismos con reproducción sexuada” (Maturana, 1990: 155), sosteniendo la idea desde pensamiento platónico, éste escribe: “En lo que al cuerpo respecta, preside las generaciones que perpetúan los seres y renuevan y hacen inmortal la vida.” (Platón, 1958; 237)
Demos respuesta a una primera pregunta: ¿porqué se aísla el ser humano de una masa?. Freud escribe: “aquel que sabe esperar no tiene necesidad de dar concesiones” (Freud, 2008: 30). El hombre que se ha detenido a pensar esta estructura libidinal, a entenderla y conocer el porqué de su necesidad por pertenecer a un grupo, es más difícil que aquel que no lo ha hecho. Un intelectual fundamenta sus necesidades y las enfoca a otro punto, las sustenta, escribe y crea. Los artistas se distinguen por dicha actividad; muestran las faltas a los espectadores y los llevan de la mano a saltar por ellas, a conocerlas y finalmente contemplarlas. El aislamiento no es más que un ‘desprenderse de la ignorancia –por llamarlo de alguna manera-“ que la masa contagia a sus individuos.
Continuando el ensayo que dará mayor fundamento a lo planteado por teórico Maturana, hemos de seguir argumentando con escritos freudianos para dejar el menor o nulo de cabos sueltos con tal de sostener que ninguno se equivoca.
Maturana además agregaba otras ideas como: el amor es llegar ver al otro como igual. Aceptar al otro para una convivencia. La pregunta que surge ahora es: ¿Quién es el Otro? ¿Porqué verlo igual para aceptarlo y dar así una convivencia?
El mito de la horda a la que se refiere Daniel Gerber en su escrito El Psicoanálisis en el Malestar en la Cultura, consiste en la explicación de cómo los hermanos asesinan al padre por representar el acceso a todo goce. Es entonces la sociedad una construcción a raíz de esto, donde todos con culpa y nostalgia intentan expiar la culpa de crimen, lo que poner al padre como amo a quien se deba venerar. En la culpa existente es necesario colocar un algo que sustituya de alguna manera la vacante, es entonces cuando la masa –en conjunto y por convención de sus integrantes- crean un ideal y colocan organizaciones. Lo que hace estrecho el lazo entre sus integrantes es que todos sin excepción han dejado sus ideales por sustituirlos a un objeto ideal que da cohesión y hace de los individuos someterse a estas organizaciones, sugestionarse por ellas y la masa a la que pertenece. Maturana en su investigación y escritos sustentaría bajo un ejemplo animal que toda la “diversidad conductual posible da a cada tropa…[masa]…una estampa propia, donde cada individuo está continuamente ajustando su posición en la red de interacciones que forma el grupo su dinámica particular que resulta de su historia de acoplamiento estructural del grupo.” (Maturana, 1990: 163-164).
La pregunta es ¿porqué los individuos se exigen ser iguales para aceptarse? Explicando de otra manera para responder, es por razón a que todos necesitan sentirse iguales, sin privilegios, que todos cumplan los mismos mandamientos que este objeto, como ley impone. A quien no cede y se somete a este amo es excluido y tratado con hostilidad.
¿Entonces, como dice Maturana, el amor la base de toda sociedad? A raíz de la culpabilidad que sienten los individuos por matar al padre se irá dando una producción de actividades, llámese cultura (tradiciones, ritos, costumbres, mitos) para ir llenando aquello que ha dejado vacío el asesinato del padre. Se permite ver un lenguaje incompleto, un mundo simbólico incapaz de expresar ese vacío, por lo que la sociedad seguirá produciendo más y más hasta intentar ocultar su falta. Creará arte, conceptos, modas, actividades, religiones y un sin fin de cosas.
Tras la necesidad de esta actividad por hacer cultura para expiar la falta del padre -su ausencia-. Gerber define cultura como: “proceso al servicio del Eros que quiere unir a los individuos aislados, luego a las familias, después a las etnias, pueblos, naciones, en una gran; la humanidad.” (Gerber, 2005: 58). Pues “Eros no sólo nos invita, sino que nos impulsa y nos ayuda a salir de nosotros mismos, a encontrarnos, reflejarnos y recrearnos en otro, a recobrar las alas que han de sacarnos desde las bellezas terrenas al amor de la Belleza suprema” (Platón, 1958; 238)

Precisamente porque el goce constituye una amenaza para la subsistencia el orden simbólico, la cultura se funda como organización humana que cumple la función fundamental: proteger a los seres humanos del goce o, en términos freudianos, neutralizar esa pulsión de muerte cuya manifestación más notable es la universal inclinación agresiva de los seres humanos. (Gerber, 2005: 58).

Al final, con la intervención de Gerber tenemos en él una cita a Freud, por lo que nuestro sustentador para reafirmar la teoría de Maturana sigue siendo el padre del psicoanálisis. La permanente existencia de la culpa por el asesinato y la aparición de una Ley hace un recuerdo de qué tan grave le puede resultar comer otro acto agresivo.
Para concluir vemos que, por un lado el individuo tiene una pulsión de vida, de conservarse, de estar entre una gente que le reafirme, pero por otro lado tiene la pulsión de muerte, la destrucción y la hostilidad para con otros no iguales. La cultura regulará ambas para impedir su total realización.
Al crear una cultura se establece una estructura de cómo funcionan las cosas, hay una ley, un ‘bueno y malo’ que pone en orden, o le exige al individuo hacerlo con sus pulsiones. Esta es una Ley de la cual es imposible explicarse con tal omnipotencia, pero es capaz de hacerlo sin necesidad de otra cosa más que sólo el hecho de haber surgido de una convención por mantener el orden luego del asesinato del padre.
La sociedad está fundada en el amor porque es por medio del Eros que se busca en el Otro la completitud, se busca en la masa un sentimiento de afecto grande y considerable. Sentimiento que une a un grupo de individuos que han llegado al acuerdo de nombrarse un objeto ideal común para venerarlo y que pueda –errantemente- el sustituir la figura del padre ausente. Es en su necesidad de controlar sus pulsiones de muerte que se funda una ley para prohibir y poder excluir de sí a aquellos que salgan de sus márgenes y de tal manera la sociedad pueda continuar su estructura libidinal o su pulsión de vida por la conservación de esta misma por medio de acoplamientos que:

generan una fenomenología interna particular […que…] se basa en que los organismos participantes satisfacen sus ontogenias –desarrollo- individuales fundamentalmente mediante sus acoplamientos mutuos en la red de interacciones recíprocas que conforman al constituir […] unidades

a las que Freud, Gerber y yo llamaríamos sociedad.
______________________________________
1.- Freud, Sigmund (2008) Psicología de las masas. Alianza Editorial. España.
2.-Gerber, Daniel (2005). El psicoanálisis en el malestar en la cultura. Buenos Aires: Lazos.
3.- Maturana, Humberto (1996). El árbol del conocimiento. Debate. Madrid.
4.- Platón (1958). Diálogos de Platón. Ediciones Ibéricas. España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s