LLAMADA INUTIL

¿Para qué llamas? ¿Te parece que me es relevante tu llamada si únicamente lo haces para decir estupideces? Me parece vacío… me crea una incomodidad post-llamada. Es que al parecer estar a una distancia considerable de ti no te ha hecho entender que lo que quiero es no verte, no escucharte, no tenerte presente; si te quiero, te quiero lejos; si te amo y te aprecio, lo haré de lejos para no seguir irritando más la parte sensible.

Ayer me ha sido un mal día, y hoy llamas sólo para decir estupideces. Te hago notar que te ignoro y que nada me importa si es así. Yo llevo otra vida a la que me has enseñado a hacerla, que no quiero una vida. Es que tu figura me molesta, me da dolor de cabeza. Mis oidos se vuelven sordos y mi vista ciega si quieres que siga estando amarrado como un perro al poste que se planta a la salida del portón.

Únicamente me haces distanciarme más. Cuando estoy dispuesto a volver me recuerdas que no lo debo hacer, y tu marido se presenta con un aura brillante que se opaca y corre a las sombras cuando se entera que no puede hacer nada… y río de ello, me burlo de ello. Es una sátira a tu vida, un alarido al sufrimiento ajeno.

Anda, vete. ¿Que si quiero pasar la navidad contigo? No, no creo, pero darme cuenta de mi temor a ese agudo presentimiento me vuelve vulnerable al futuro indeciso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s